LA BOCA ERÓTICA

BLOG

NOVEDADES, NOTICIAS, DESTACADOS ...

Published: Ene 07 Posted Under: CINE, Festival 2013

Entrevista a Hammudi Al - Rahmoun Font.



Hammudi Al-Rahmoun Font (Barcelona en 1979). De padre sirio y madre catalana, Hammudi vive su infancia entre Barcelona y Arabia Saudí. En 2003 se gradúa en la Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (ESCAC), de la que en la actualidad es profesor. Realiza una serie de cortos que exploran los pasajes entre realidad y ficción. Otelo es su opera prima, una cinta en la que aborda las relaciones, no pocas veces siniestras, entre vida y arte.
 

1. En esta moderna versión de Otelo con reminiscencias de Gran Hermano, uno de los temas abordados es la manipulación, como en la tragedia shakesperiana. Pero en tu filme va más allá... ¿Qué te ha llevado a hacer esta moderna versión de Otelo?

 

En un principio quería hablar de celos así que pensé en adaptar Otelo. Buscando una manera moderna y diferente de adaptarla, pensé en mezclar ficción y realidad, donde los elementos de la ficción afectaran la realidad. De hecho es algo que he hecho en varios trabajos anteriores. Esto desembocó en esta especie de mokumentari meta cinematográfico, y ahí se definió la figura de Yago que acabó cogiendo todo el peso.

 

2. Otelo es un tratado sobre los prejuicios contra lo "diferente". En tu obra juegas con los códigos y los tópicos que corren a nivel social. ¿Tienen un papel importante los prejuicios del espectador en la película?

 

Cuando pones a un marroquí como actor/personaje y quieres que el público crea que se le puede ir la olla por celos, hay una parte de construcción de personaje que no la tienes ni que trabajar, no hace falta convencerles. Juegan a tu favor los prejuicios del espectador. Eso convierte al público en un blanco perfecto para el manipulador. Cuantos más prejuicios tienes, más manipulable eres. 

 

3. Tu alter ego en el filme es un gran manipulador. Pero al final... ¿te incómoda como director, ya no en la ficción, manipular al público?

 

En absoluto. Unos amigos llamaron a su productora "24 Mentiras Por Segundo" haciendo referencia a los 24 fotogramas que tiene un segundo de película. 

Los directores somos manipuladores. Te hacemos llorar con algo que probablemente no fue doloroso rodar. Te hacemos reír con una escena que quizás no fue nada divertida de hacer. Para mi hay algo de placentero en eso, llámame sádico. Pero también es cierto, que en medio de todo el montaje, encuentras momentos de verdad que es lo que para mi hacen grande el cine. Disfruto mucho más encontrando estos momentos. Pero manipulando también me lo paso bien ;)

 

4. Has dicho «No hay nada más artificial que el Cine». Después de estudiar la manipulación desde dentro, ¿qué opinión tienes sobre la manipulación audiovisual en la actualidad?

 

El cine es un arma de propaganda. Estados Unidos es muy consciente de ello. Con el cine nos han vendido su forma de vida y su "verdad" a la hora de escribir la historia. Lo mismo pasa con la televisión, con ella nos tienen donde quieren que estemos. Internet y el hecho de que todos llevemos una cámara en nuestro móvil puede romper eso. O al menos eso quiero pensar aunque muchas veces me parece un espejismo. 

Entrevista de Rebeca Mayorga


Hammudi Al - Rahmoun Font

 

PREVIOUS POST   -   NEXT POST